Back

Los beneficios de beber tres litros de agua al día

La hidratación de una persona depende de diferentes factores, como su altura, su peso y su nivel de actividad. Muchos profesionales recomiendan que bebamos ocho vasos de agua de 250 ml al día para estar hidratados, el equivalente a dos litros.

Sin embargo, otros creen que necesitamos más agua y recomiendan que bebamos entre tres y cuatro litros al día.

La importancia de beber agua

Para garantizar que tu cuerpo siga rindiendo a niveles óptimos, es importante mantenerte hidratado. Pero debes tener en cuenta que las necesidades de hidratación varían de una persona a otra y lo que puede ser bueno para una puede no ser suficiente para otra. Por ello, todas las recomendaciones deben adaptarse.

Con una hidratación adecuada, obtendrás varios beneficios para la salud, entre ellos:

  • Mejoría del rendimiento. Cuando tus niveles de hidratación son adecuados, puedes prevenir la fatiga, controlar la temperatura de tu cuerpo y reducir el estrés durante tus entrenamientos.
  • Control del peso. Beber agua también ayuda a saciarte y mejora el ritmo metabólico, lo que ayuda a perder y controlar el peso.
  • Mejoría de las funciones cerebrales. Con una hidratación adecuada, mejorarás tu memoria y tus capacidades cognitivas.
  • Mejoría de la piel. También conseguimos una piel hidratada y más elástica.

Mantenimiento de la hidratación

Si quieres forzarte a beber tres litros de agua al día te darás cuenta de que no es tarea fácil, al menos al principio. Al beber demasiada agua puedes experimentar sensación de hinchazón y también verás que pasas más tiempo en el baño.

Pero, lo que es seguro, es que no estarás deshidratado, e incluso podrás dormir mejor por la noche, llevar una dieta más saludable, tener una piel más radiante y mucha más energía.

Una semana después de haber aumentado tu ingesta de agua puede que hasta escojas mejor tus tentempiés, en vez de tirarte de cabeza a por lo dulce, puede que prefieras una manzana u otra fruta fresca o verduras.

En las semanas siguientes es posible que sientas sed, aunque hayas aumentado tu consumo de agua.

Cómo beber más agua

Para acompañarte en tu camino hacia los tres litros diarios, tenemos unos cuantos consejos que pueden servirte para recordar que debes beber agua.

  • Agua por la mañana.. Cuando te despiertes, empieza el día con un vaso de agua de medio litro.
  • No dejes el café.. No tienes por qué dejar de tomar café por las mañanas. Puedes tomarte una taza de café o té y alcanzar tus objetivos.
  • Deja el azúcar. Intenta no añadir azúcar y otros aditivos al agua. El azúcar extra solo te hará tener más sed a lo largo del día.
  • Seguir una dieta saludable. con mejores opciones de tentempiés, también es bueno para reponer electrolitos. La fruta, las nueces, el queso, el tomate y el yogurt griego no azucarado son tentempiés saludables y son ideales para tomar después de entrenar.
  • Agua con gas. Si te está resultando difícil dejar los refrescos por completo para centrarte en el agua, puedes probar con el agua con gas. Te hidratará tanto como el agua sin gas.

¿Puedes beber demasiada agua?

Beber cuatro litros de agua es algo que pueden hacer algunas personas, pero para otras será demasiado. Si no tienes claro si debes aumentar tu consumo de agua, hay algunas cosas que puedes tener en cuenta para ayudarte a decidir.

Por ejemplo, si tu orina tiene un tono amarillo oscuro es posible que necesites beber más. También puedes sentir la boca seca, dolor de cabeza, tener los labios agrietados e incluso calambres musculares. Todo esto nos indica que debemos aumentar la ingesta de agua.

Igualmente, debes evitar beber mucha agua demasiado rápido. Cuando lo haces, tus niveles de sodio pueden desplomarse, lo que se conoce como hiponatremia. Esta puede ser una afección seria y, en ocasiones, mortal.

Escucha a tu cuerpo

Lo mejor que puedes hacer es pararte y escuchar a tu cuerpo. Deja que sea él quien determine cuánta agua debes beber cada día.

Sí, existen directrices generales sobre la cantidad de agua que se debe beber al día, pero también hay que basar estas directrices en otros factores, incluidas las necesidades propias.

Tanto si bebes cuatro litros de agua al día como si sigues con los 8 vasos, mantenerse hidratado tiene muchos beneficios para la salud y es algo en lo que querrás centrarte en vez de recurrir a las bebidas azucaradas.