Back

Alternativas a los refrescos. Deja los refrescos para mejorar tu salud

 Si quieres iniciar un estilo de vida más saludable y positivo, ¡nosotros te ayudamos! Estudios recientes muestran que, al menos, el 50 % de los estadounidenses han cambiado drásticamente su estilo de vida en los últimos dos años. Cada vez son más quienes escogen las alternativas más saludables en vez de los productos más fáciles, tentadores y adictivos como las carnes procesadas, la comida rápida y, ante todo, los refrescos azucarados.

 

El descenso en el consumo de refrescos 

Con la creciente sensibilización e interés por el fitness y el estilo de vida saludable, no es de extrañar el gran descenso de las cifras de consumo de refrescos en todo el mundo. En Estados Unidos, el mercado de las bebidas gaseosas ha experimentado un gran descenso desde 2013.

El consumo de refrescos vivió su apogeo en los años 90 cuando en Estados Unidos se bebían unos 200 millones de litros de refresco al año. Sin embargo, en la última década, hemos asistido al declive del consumo bebidas azucaradas, que se sitúa ahora en los 140 millones anuales.

Siguiendo con las buenas noticias, el consumo per cápita de agua también ha aumentado. Iniciativas como los impuestos a los refrescos y la creciente concienciación sobre el papel de las bebidas azucaradas en el problema de la obesidad han marcado la diferencia. En todo caso, el descenso de las cifras, así como las iniciativas de las autoridades, sacan a la luz lo arraigado que estaba el problema de los refrescos y lo importante que era concienciar a la gente de sus desventajas. Cada vez más gente está optando por alternativas saludables y tú deberías hacerlo también.

 

¿Cuál es el problema de los refrescos? 

Además de las burbujas y la ingente cantidad de azúcar que hacen que los refrescos sean adictivos, existen muchos riesgos para la salud que deberías conocer:

Golosina líquida. Una lata normal de cola contiene 47,5 gramos de azúcares añadidos y una botella de unos 600 mililitros llega a los 80 gramos de azúcar. La ingesta diaria de azúcar recomendada por la Dietary Guideline [Guía Alimenticia] es de 30-45 gramos. ¿Bebes un refresco con la comida? Olvídate de tomar postre en todo el día.

Obesidad, diabetes e infartos. El consumo frecuente de bebidas gaseosas azucaradas aumenta las posibilidades de padecer obesidad en un 27 % y de desarrollar diabetes de tipo 2 en un 26 %. Una persona que bebe refrescos a diario tiene un 20 % más de posibilidades de sufrir un ataque al corazón que una que no lo hace. ¿Hace falta decir más?

Caries. Si no te gusta ir al dentista, deja los refrescos ahora mismo. El azúcar de los refrescos se combina con las bacterias de la boca y ataca a los dientes, rompiendo la capa protectora del esmalte.

Aumento de peso. Las bebidas azucaradas suelen estar relacionadas con el aumento de peso. El hígado transforma los azúcares añadidos de los refrescos en grasa y puede afectar drásticamente a tu peso.

Cero nutrientes y cero hidratación. No hay ni un solo nutriente en una botella de refresco que sea útil para tu cuerpo y no aporta hidratación. No solo no quita la sed, sino que puede hacer que tengas más hambre y más sed.

Alternativas a los refrescos 

Aquí tienes algunas alternativas

Agua con gas

La alternativa más parecida a los refrescos es el agua con gas. ¿Y lo mejor? Ahora puedes hacer agua con gas en tu propia casa o en tu oficina gracias a SodaStream. La máquina convierte el agua natural en una burbujeante sorpresa para tu paladar, más saludable, más refrescante y más hidratante que cualquier refresco.

 

Agua con gas de sabores

Cuesta erradicar los viejos hábitos y es posible que sigas soñando con tus refrescos favoritos. Con SodaStream, puedes darte un capricho sin sentirte culpable. Con 7 sabores que van desde combinaciones afrutadas a tus refrescos favoritos, podrás disfrutar de tus bebidas y cócteles favoritos. Y todos ellos con Zero Azúcar y Zero calorías.

Descubre nuestros sabores


Infusiones de agua con gas

¿Cuál es la manera más saludable de añadir un poco de sabor a tu agua con gas? Utiliza frutas frescas, hierbas e incluso verduras para endulzar y añadir vitaminas a tu bebida. Las posibilidades son infinitas y, si bien hay algunas combinaciones clásicas que gustan a todos, puedes experimentar y dar rienda suelta a tu imaginación.

Limonada recién exprimida

Un clásico del verano. Si la limonada recién exprimida se prepara con una pizca de azúcar de caña y néctar de agave, puede ser una deliciosa alternativa a los refrescos. Su sabor cítrico y refrescante puede ser la clave para que tu paladar se olvide por fin de los refrescos.

 

¿A qué estás esperando?  

Ahora que ya conoces qué se oculta detrás del dulzor de los refrescos, es hora de pasar a la acción y cambiar tu dieta. Haz un esfuerzo consciente para cambiar los refrescos de cola de tu dieta por una alternativa más saludable o, incluso, por agua. Y si te cansa el agua, compra una SodaStream, que convierte el agua natural en agua con gas, para tu casa o tu oficina y disfruta de las burbujas.

¿A qué estás esperando? Empieza a explorar.

Descubre nuestras Máquinas gasificadoras de agua